Por muchos años que pasen, acudir al odontólogo y más si se precisa de una cirugía dental en Madrid centro sigue siendo una visita traumática para muchas personas, independientemente de su edad, sean niños o adultos, hasta el punto de que hay quienes dejan de hacerse revisiones periódicas por el temor al dolor en el dentista.

Pues bien, pese a que las técnicas y métodos han avanzado mucho en los últimos tiempos para reducir este problema, en nuestra clínica dental además contamos con un procedimiento de sedación consciente, mediante el cual los pacientes entran en un estado de relajación y bienestar profundo, mientras el odontólogo realiza los tratamientos dentales que sean necesarios.

Se acabó el miedo a la manipulación de una zona tan sensible como la boca, el instrumental que se utiliza en la cirugía dental en Madrid centro, los olores o los ruidos que hay en este tipo de instalaciones. Con la sedación consciente, el paciente sabe que va a evitar el mal trago que pasa cada vez que cruza la puerta de una clínica dental, por lo que también acude de forma más relajada a la misma.

Hay que explicar, no obstante, que se trata de una sedación, no de dormir, como entendemos muchas veces el concepto de sedación cuando se trata de intervenciones quirúrgicas.

De hecho, este método lleva siendo utilizado para pequeñas cirugías durante años, porque tiene la ventaja de que en ningún momento el paciente pierde el conocimiento ni se altera la percepción sensorial como sí ocurre con una anestesia general que, pese a estar hoy día muy controlada, sigue teniendo un muy pequeño porcentaje de riesgo, algo que no ocurre con la sedación consciente, exenta de peligro.

Consulta con nosotros en Perioim y no dejes que el miedo al dentista ponga en peligro tu salud bucodental.